Cómo enseñar mi casa a un posible comprador

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

   El desconocimiento sobre cómo preparar la vivienda antes de una visita para la venta, puede hacer que tardemos más tiempo en venderla o que las ofertas sean a un precio más bajo.

   Recuerda que solo tienes una oportunidad por visita, ahí te lo juegas todo a una carta porque si el comprador no tiene buenas sensaciones viendo tu casa, no habrá segunda visita ni habrá nada que negociar.

   También entendemos, que si estás viviendo en esa vivienda, quitar objetos personales o tener todo perfectamente ordenado y limpio en cualquier momento, no siempre es posible.

   Aun así, lee estas recomendaciones porque, aunque muchas parecen obvias, a veces son pequeños detalles que marcan la diferencia, y que como nosotros estamos acostumbrados verlos, no los tenemos en cuenta.

Preparativos previos

  • Un repaso de pintura puede ser la diferencia entre vender rápido o tener que rebajar el precio, no hace falta que sea una pintura costosa, simplemente necesitamos dar luminosidad a la casa y para eso la pintura en colores claros, da aspecto de nuevo, espacioso y luminoso.  
  • Reparar pequeños desperfectos visibles que necesiten solo una pequeña inversión, es el momento: enchufes y apliques, manchas en la pintura, persianas que estén estropeadas,…
  • Limpieza y orden: Es obvio que la vivienda deberá estar limpia, pero si está desordenada parecerá mas agobiante y pequeña y no tan limpia. Y nadie quiere vivir en un lugar así.
  • Olor y ventilación: El olor es una de las primeras sensaciones que percibimos cuando entramos a un espacio cerrado. Puedes utilizar algún tipo de ambientador neutro, el olor a café o a pan recién hecho siempre da a las viviendas una sensación muy hogareña. Si prefieres no utilizar ambientador, asegúrate de que la casa esté bien ventilada cuando recibas a tus visitas sobre todo si en la casa se fuma o hay mascotas.
  • Baño y Cocina: tapa del inodoro bajada, toallas limpias, recogidos y sin olores.
  • Almacenaje: Cuanto más recogido más sensación de espacio. Armarios y trasteros han de estar ordenados y despejados.
  • Luz natural: Hemos de intentar tener el máximo de luz natural. Si las visitas se pueden programar a la hora de más luz, mejor.
  • Recoger grandes fotos personales para que las visitas no sientan que le van a quitar la casa a otra familia. No nos interesa que vean mi casa sino que se sientan como en su nuevo hogar.
  • Detalles de decoración: flores, plantas, cojines, etc. En algunos casos, si el mobiliario está muy deteriorado mejor vaciar la vivienda. El éxito está en el equilibrio: una casa con excesiva decoración parece más pequeñas porque hay demasiada estimulación visual. Y una casa totalmente vacía también parece más pequeña, porque no todo el mundo tiene la misma capacidad para proyectar muebles en el espacio.

Durante las visitas

  • Planifica las visitas. Exige siempre que las visitas sean con cita previa. La casa ha de estar preparada, y tú también.
  • La luz afecta al estado de ánimo así que enciende las luces y sube las persianas.
  • Confía en el profesional inmobiliario. Nuestra recomendación es dejar al agente que atienda por sí mismo la visita. Cuantas menos personas estén presentes mejor, así el cliente se sentirá libre de mirar y opinar. Si es posible dejar las llaves al agente y no estar presente en la visita.
  • Mantente al margen y deja que el profesional realice la visita con técnicas de venta. Si quieres estar presente durante la visita, es mejor que lo hagas como simple espectador. Un buen agente inmobiliario sabe lo que busca el cliente y resaltará las mejores cualidades de tu casa. No vayas entrando a todas las estancias cuando estén en ella el agente y el cliente, parecerá más pequeña. Sé cortés y amable, pero no intentes forzar una conversación con los clientes. En caso de existir preguntas, el agente inmobiliario te solicitará la información.
  • Sin ruidos: Cuando el agente esté enseñando tu vivienda, baja el volumen o apaga radios y televisores sobre todo si tienes aislamiento acústico en la ventanas, así el cliente podrá apreciar la tranquilidad.
  • Mascotas: Adoramos a nuestras mascotas pero no sabemos si el cliente tiene alergia al pelo de nuestra macota o bien le dan miedo. Si puedes, mejor que durante la visita tu mascota no esté presente.
  • En la negociación es mejor que no estés presente, es decir, el agente inmobiliario hablará contigo y con el comprador por separado, y si se llega a un acuerdo, ya os reuniréis todos. Recuerda que tu agente inmobiliario conoce al comprador y el mercado, entonces tiene su estrategia de negociación. Si dices algo incorrecto o en el momento equivocado, puedes dar al traste con la negociación. Si no tienes una estrategia, puedes acabar vendiendo la casa un 10-12% más barata.

Dejar todo estos aspecto a la improvisación o descuidados, poder tener consecuencias en el tiempo que tardes en vender tu casa y en el precio que hagan en las ofertas los clientes interesados.

Las Casa de May

Las Casa de May

Agencia inmobiliario

Déjanos tu comentario

Sobre Nosotros

En Las Casas de May comprendemos lo que supone vender o comprar una propiedad, que no es solo una casa, muchas veces forma parte de tu historia, de tu vida.

 

Conocemos muy bien la experiencia, la sensación de encontrar tu lugar, tu hogar; o la emoción de invertir y rentabilizar tu dinero, o vender una casa que ha formado parte de tus vivencias: ha sido tú hogar.

Últimos Posts

Novedades

Contacta

Especifícanos las características de lo que está buscando y le prepararemos una selección de los mejores inmuebles que tenemos actualmente disponibles. Si te interesa alguno o varios, concertaremos una visita y vamos a verlos.

ADDRESS:

31 T Peck Street
San Francisco, CA

EMAIL:

contact@example.com
info@example.com

TELÉFONO:

656 597 340

Déjanos tu mensaje

Hola!

¿En qué podemos ayudarte?

Déjanos tu mensaje